La primera vez que considere viajar a nuestra tierra, quizá le resulte conveniente tener a mano algunos datos importantes de Sudáfrica. A continuación presentamos los básicos.

Geografía
Situada en el extremo meridional de África, Sudáfrica tiene una superficie de 1.233.404 km², rodeados por 3 lados por casi 3000 km de costas, las del Océano Índico y las del Océano Atlántico. Limita al norte con Namibia, Botsuana, Zimbabue y Mozambique, y envuelve a dos países independientes: Lesoto y Suazilandia.

Capitales:
Sudáfrica tiene tres capitales: Ciudad del Cabo (legislativa), Pretoria (administrativa) y Bloemfontein (judicial).

Sistema político:
Un hecho bien conocido acerca de Sudáfrica es que desde 1994 disfruta de un gobierno democrático, una vez suprimidas las antiguas políticas del apartheid. Nuestra constitución está considerada como ejemplo para el mundo, y consagra una gran variedad de derechos humanos protegidos por un sistema judicial independiente. El país está dirigido por el presidente, Jacob Zuma, del Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés).

Economía:
Un hecho menos conocido sobre Sudáfrica es que mantiene un continuo crecimiento de su producto interior bruto (PIB) desde finales de la década de 1990. El país, considerado economía emergente, tiene un sector financiero bien desarrollado y un sector bursátil activo. La política financiera está orientada hacia la cimentación de sólidas estructuras macroeconómicas. El organismo supervisor de la banca nacional es el Reserve Bank.

Turismo:
Desde la desaparición del apartheid, el turismo internacional se ha multiplicado, convirtiendo al turismo en uno de los sectores de más rápido crecimiento. El sector turístico goza de excelente reputación gracias a un activo sector de nuevos emprendedores. El país se destaca en turismo de aventura, turístico, de naturaleza y fauna, y es pionero y líder mundial en turismo responsable.

Población:
La población sudafricana, de más de 47 millones de habitantes, es muy diversa. Los africanos son la mayoría, aproximadamente el 80%, seguidos de los blancos (unos 4,4 millones), los mestizos (aproximadamente 4,2 millones) y los indoasiáticos (1,2 millones).

Moneda:
La moneda sudafricana es el rand, cuyo tipo de cambio favorece a los turistas. El rand (1 R = 100 céntimos) se presenta en monedas de 5 ¢, 10 ¢, 20 ¢, 50 ¢, 1 R, 2 R y 5 R, y en billetes de 10 R, 20 R, 59 R, 100 R y 200 R.

Clima:
Sudáfrica tiene un clima templado y se caracteriza por sus largos días soleados. De allí su mote: 'Soleada Sudáfrica'. En la mayoría de las provincias, la época de lluvias es el verano, salvo en el Cabo Occidental (en el invierno). El invierno es desde mayo hasta agosto; la primavera, septiembre y octubre: el verano entre noviembre y febrero, y el otoño es en marzo y abril.

Comunicaciones:
Sudáfrica tiene una infraestructura de telecomunicaciones excepcionalmente bien desarrollada. Varios proveedores de servicios de telefonía móvil ofrecen cobertura nacional, y existen redes telefónicas fijas sólidas. Internet y Wi Fi son fácilmente accesibles en la mayoría de las áreas urbanas.

Provincias:
Sudáfrica tiene 9 provincias, a saber: Cabo Oriental, Estado Libre, Cabo Occidental. KwaZulu-Natal; Gauteng, Noroeste, Cabo Norte, Limpopo y Mpumalanga

Símbolos nacionales:
La bandera sudafricana es un apreciado símbolo de patriotismo. Otros emblemas nacionales incluyen: ave nacional: grulla del paraíso; animal nacional: el springbok (gacela saltarina); pez nacional: damba; flor nacional: protea; árbol nacional: el mañío.

Idiomas:
Sudáfrica es un país multilingüe con 11 idiomas oficiales, a saber: inglés, afrikaans, isiNdebele, isiXhosa, isiZulu, sepedi, sesotho, setsuana, siswati, tshivenda y xitsonga. Compuesto por Enoch Sontonga en 1899, el himno Xhosa 'Nkosi Sikelel' iAfrika (Dios salve a África) es el himno nacional africano

Religiones:
Aproximadamente el 80% de los sudafricanos son cristianos. Entro otros importantes grupos religiosos se incluyen los hindúes, los musulmanes, los judíos y los budistas. Una minoría no pertenece a ninguna de las religiones principales. La Constitución garantiza la libertad de culto.

Agua:
El agua corriente es potable. Sin embargo, asegúrese de llevar agua embotellada cuando viaje a regiones rurales remotas y a la sabana.

Fauna y flora:
Sudáfrica es uno de los 18 destinos megadiversos del mundo. Pionera y líder en turismo responsable, Sudáfrica cuenta con numerosos proyectos para proteger su patrimonio natural. Los turistas pueden apoyar y participar en muchos de ellos. El país es hogar de los famosos Cinco Grandes: el león, el elefante, el leopardo, el rinoceronte y el búfalo.

Electricidad:
El suministro eléctrico de Sudáfrica es de 220/230 voltios de CA, a 50 Hz. Con escasas excepciones (en algunas zonas rurales remotas) hay electricidad prácticamente en toda Sudáfrica.

Aeropuertos:
Los tres principales aeropuertos internacionales de Sudáfrica son: el aeropuerto internacional Oliver R. Tambo (Sudáfrica), el aeropuerto internacional de Ciudad del Cabo y el aeropuerto internacional Rey Shaka (Durban). Tiene además unos 90 aeropuertos regionales, incluyendo el aeropuerto internacional Kruger Mpumalanga (KMIA) de Nelspruit.

Carreteras y ferrocarriles:
Sudáfrica tiene una extensa infraestructura vial, que incluye autovías nacionales y carreteras secundarias. Los límites de velocidad son 120 km/h en autopistas, 100 km/h en carreteras secundarias y 60 km/h en áreas urbanas.

Requisitos para entra al país:
Sudáfrica exige un certificado válido de fiebre amarilla a todos los visitantes y ciudadanos extranjeros mayores de 1 años que proceden de regiones infectadas o que han estado en tránsito por las mismas. Consulte los requisitos de visado en la delegación diplomática sudafricana más próxima a su domicilio.

Salud y seguridad:
Sudáfrica es conocida por su alto grado de especialización médica desde que el profesor Christiaan Barnard realizase con éxito el primer trasplante de corazón en 1967. Existen numerosos hospitales y centros médicos de primer nivel en todo el país, en especial en los centros urbanos. La mayor parte del territorio sudafricano está libre de malaria, pero siempre deben consultarse las reservas de caza que se tiene previsto visitar y, si procede, adoptar precauciones. Asegúrese de consultar las recomendaciones de seguridad del establecimiento en el que vaya a alojarse y aplique las precauciones de sentido común de cualquier viaje.